bocados.es.

bocados.es.

Técnicas culinarias básicas que todo chef debe saber

Técnicas culinarias básicas que todo chef debe saber

Introducción

La gastronomía es una de las artes más antiguas y fascinantes que existen. Desde los tiempos más remotos, el hombre ha experimentado con los alimentos y ha desarrollado técnicas culinarias cada vez más sofisticadas. Hoy en día, la cocina es considerada una disciplina en sí misma, y los chefs son vistos como auténticos artistas.

Técnicas culinarias básicas

Cortar y picar

Uno de los aspectos más importantes en la cocina es saber cortar y picar los alimentos de manera adecuada. Un buen corte puede marcar la diferencia en la preparación de un plato, ya que permite que se cocinen de forma homogénea. Además, los alimentos cortados de manera uniforme dan una mejor presentación en el plato.

  • Para cortar un alimento en cubos o dados, primero hay que cortarlo en tiras y luego girarlas para cortar en sentido contrario.
  • Para picar cebolla, hay que cortarla en dos mitades y luego trazar cortes verticales y horizontales para obtener trozos pequeños.
  • Para picar ajo, hay que aplastarlo con la hoja del cuchillo y luego cortarlo en trozos pequeños

Cocción al vapor

La cocción al vapor es una de las técnicas más saludables que existen en la cocina, ya que permite que los alimentos se cocinen sin agregar grasas ni aceites. Además, se conservan mejor sus nutrientes y su textura. Existen diversos tipos de vaporeras, desde las más rudimentarias hasta las más sofisticadas.

  • Para cocinar al vapor, hay que poner agua en una olla y colocar la vaporera encima.
  • Es importante que los alimentos no estén en contacto directo con el agua, ya que se cocerían en vez de cocinarse al vapor.
  • Los tiempos de cocción varían en función del alimento y de la cantidad de agua y vapor que se produzcan.

Cocción al horno

Otra técnica culinaria muy popular es la cocción al horno, que consiste en cocinar los alimentos mediante calor seco. Esta técnica es ideal para asar carnes, pescados, verduras, etc. El horno puede ser de leña, gas o eléctrico, y es importante precalentarlo antes de introducir los alimentos.

  • Para asar una carne en el horno, se recomienda salpimentarla y ponerla en una bandeja con un poco de aceite. Es importante que la carne esté a temperatura ambiente antes de meterla en el horno.
  • Las verduras también se pueden cocinar al horno, cortándolas en cubos y aliñándolas con aceite, sal y especias al gusto.
  • La cocción al horno puede requerir de diferentes temperaturas y tiempos de cocción, por lo que es importante consultar una receta específica.

Saltear

El salteado es una técnica culinaria muy utilizada en la cocina asiática, aunque también se utiliza en otras cocinas del mundo. Consiste en cocinar los alimentos rápidamente en una sartén con un poco de aceite, a fuego alto, removiendo constantemente para que no se quemen.

  • Para hacer un salteado, hay que cortar los alimentos en trozos pequeños y saltearlos en una sartén con un poco de aceite.
  • Es importante no sobrecargar la sartén para evitar que los alimentos se cocinen en su propio jugo.
  • El salteado es ideal para preparar platos rápidos y sabrosos, como el típico salteado de pollo con verduras.

Macerado

El macerado es una técnica culinaria que se utiliza para dar sabor y aroma a los alimentos, especialmente a las carnes y pescados. Consiste en sumergir los alimentos en un líquido durante varias horas para que absorban los sabores de las especias, hierbas, frutas o vinos.

  • Para hacer un macerado, hay que mezclar los ingredientes y dejar que los alimentos reposen en la mezcla durante un período de tiempo determinado.
  • El tiempo de maceración varía en función de los ingredientes y de la intensidad de sabor que se desee conseguir.
  • El macerado es ideal para dar sabor y aroma a las carnes antes de cocinarlas al horno o a la parrilla.

Reducción

La reducción es una técnica culinaria que consiste en cocinar un líquido a fuego lento para que disminuya su volumen y se concentren los sabores. Esta técnica se utiliza para hacer salsas, caldos y vinos reducidos.

  • Para hacer una reducción, hay que cocinar el líquido a fuego lento durante un período de tiempo determinado, hasta que disminuya su volumen.
  • Es importante remover constantemente para evitar que se pegue en el fondo de la olla.
  • La reducción es ideal para dar sabor y textura a las salsas, y para concentrar el sabor de los caldos.

Conclusiones

Como se ha visto, existen muchas técnicas culinarias básicas que todo chef debe saber. Estas técnicas son fundamentales para poder cocinar con éxito cualquier tipo de alimento, ya sea carne, pescado, verduras o postres. Aunque cada técnica requiere su propia habilidad y conocimiento, todas ellas tienen en común el hecho de que permiten que los alimentos se cocinen de forma adecuada, conservando sus nutrientes y su sabor natural.

Por supuesto, estas técnicas son solo la punta del iceberg de la cocina. Existen muchas otras técnicas más sofisticadas y complejas que requieren de un gran conocimiento y experiencia en la cocina. Sin embargo, si se dominan estas técnicas básicas, se podrá experimentar con confianza y llevar la cocina a un nivel superior.